Foto: Bàsquet Calvià

Ficha Técnica

Bàsquet Calvià 105 (22-25-27-31): Barry Drumm 3, Miquel Santandreu 12, Miquel Martí 12, Guillem Catany 6, Fernando García 10, Miguel Sánchez 5, Sergio Solbes 6, Juan Carlos Company 28, Adrián Beleño 7, Francesc Pons y Jaume Fiol 16.

5/15 en tiros libres, 32/49 en tiros de dos y 12/31 en tiros de tres. 19 faltas personales, sin eliminados.

CCE Sant Lluís 59 (22-13-11-13): Pau Cardona 6, Enric Coll 2, Borja Olivé 11, Francesc Sangil 2, Pedro De Bustos 8, Dani García 12, Xavier Olivé, Mario Seguí, Borja Cepeda 18 y Álex Quevedo.

12/20 en tiros libres, 16/37 en tiros de dos y 5/19 en tiros de tres. 16 faltas personales, sin eliminados.

Árbitros: Javier Rubén Cervero y Ramón Sancho Pachán.

Anotador y Cronometrador: Yasmín Gómez y Miquel Balaguer.

El CCE Sant Lluís de la Liga Escribano masculina tenía un desplazamiento muy complicado a la pista del Bàsquet Calvià que tuvo que afrontar con dos bajas muy importantes, Cice Mercadal y Álvaro Fuentes, pese a todo, el equipo resistió 17 minutos en los que plantó cara y dominó algunos minutos de los 10 primeros, después se impondría la lógica y el equipo local no tendría problemas para llevarse un holgado triunfo. Borja Cepeda fue el máximo anotador azul con 18 puntos.

El partido empezó de cara para los de Joan Martínez Escala, inspirados desde el 6.75, un triple de Borja Olivé, otro de Dani García y dos de Pau Cardona hacían saltar la sorpresa en Mallorca, 16-20 en el marcador, que se quedaría en un empate a 22 al finalizar el primer acto.

El Calvià tomó el mando del electrónico en el segundo cuarto, aunque no fue hasta bien entrado el período cuando empezó a dominarlo con cierta solvencia, a 4 minutos del descanso un incierto 34-31 que fue dinamitado con tres triples locales que ponían tierra de por medio al descanso, 47-35.

El Clavià pasó a jugar a placer, apretando los dientes en defensa y mostrando su poderío en ataque, dejando sin efecto cualquier intentona azul por competir el partido. Poco a poco la distancia se fue estirando y sendos parciales de 9-0 y 10-0 dejaron el partido visto para sentencia al finalizar el tercer parcial, 74-46.

Los mallorquines no bajaron su nivel e hicieron sangre de un Sant Lluís fundido que poco pudo hacer para evitar una holgada derrota, demasiado por los buenos minutos iniciales jugados por los lluïssers. Destacar que tuvieron minutos en pista los Juniors Mario Seguí y Frances Sangil.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *