Sergi Airós, autor de 31 puntos

El equipo se despojó de la ansiedad en el último tramo del partido para conseguir estrenar su casillero de victorias

Ficha Técnica

CCE Sant Lluís 61 (16-4-18-23): Alejandro Estada, Michael González, Jan Garriga 4, Sergi Airós 31, Martí Segura, Ernesto Fernández 13, Luca Llabrés 3, Marcel Sanjurjo, Martí Reyes, Mario Seguí 9, Marc Cardona y Simón Jarillo.

25 faltas personales, eliminados por cinco faltas Martí Reyes y Simón Jarillo.

7/12 en tiros libres, 18/49 en tiros de dos y 6/27 en triples.

Club Básquet Molinar 47 (11-12-12-12): Juan Luís Sancho, Martín Grau, Antón González 20, Manuel Santiago 2, Sergio Carrillo, Óscar García 3, Marc Anaya 7, Martí Doménech 11, Marcos Miro, Marc Ceva 4 y Enric Gelabert.

16 faltas personales, sin eliminados.

7/28 en tiros libres, 14/45 en tiros de dos y 4/16 en triples.

Árbitros: Cristóbal Camps Fuxà y Ernesto Gelabert Pinela.

Anotadora: Cristina Lluch Tudurí.

Y por fin llegó, después de buenos entrenos, lucha e ilusión pero con ausencia de victorias, el CCE Sant Lluís de la Liga InterIlles Masculina estrenó su casillero de triunfos ante el Club Básquet Molinar en Ses Canaletes, en un partido igualado y que se decantó en el cuarto final, con la destacada actuación de Sergi Airós, que acabó con 31 puntos.

No fue un partido fácil, al equipo azul se le notaba ansioso por ganar y eso en buena parte del encuentro jugó en su contra, en frente el Molinar tenía a un González que hacía daño en la pintura y, junto a los dos triples de Doménech, mantenían el marcador a raya, 9-9 a dos minutos de finalizar el primer período, dos canastas de Mario Seguí y los tiros libres de Sergi Airós permitieron a los de Xavi Carreras entrar en el segundo cuarto con ventaja, 16-11.

Fueron los peores minutos lluïssers, concedían segundas opciones a un peleón Molinar, y fallaban en exceso canastas fáciles, producto de la falta de confianza ante la ausencia de resultados, ello lo supo aprovechar el equipo visitante para darle la vuelta al marcador, 18-23 tras un parcial de 2-12, llegando al descanso con dos puntos de desventaja y solo 4 puntos anotados por parte de los locales.

El equipo pareció despojarse de la ansiedad tras salir de los vestuarios, empezó el particular festival de Sergi Airós desde el 6.75, tres en este tramo, dos de ellos nada mas iniciarse el tercer cuarto y dándole la vuelta al marcador, 29-25, pero los mallorquines continuaban muy metidos en el partido y afrontaban el cuarto definitivo con un incierto 38-35.

Los mejores minutos en ataque del Sant Lluís llegaron en el momento oportuno, Ernesto Fernández y Sergi Airós se echaban el equipo a las espaldas y lideraban la producción ofensiva, punto a punto el marcador se iba ensanchando y tras el último triple de Airós, a dos minutos del final, el partido quedó encarrilado, 55-45. Ya no hubo lugar a la reacción por parte de un luchador Molinar y la ansiada victoria se quedó en Ses Canaletes.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *