Foto: CECOME-CCE Sant Lluís

La Pista de Atletismo de Maó ha sido testigo de un nuevo Control de Pista, el IV de Verano, en el que una vez más, los atletas del CECOME-CCE Sant Lluís han sido protagonistas, batiendo diversos récords personales, a pesar de que la jornada estuvo marcada por algunas rachas de viento.

La primera en mejorar una marca personal ha sido Tonia Coll, si la semana anterior pulverizaba su marca en los 3000 metros, en esta ocasión ha batido su récord en los 800 metros, dejándola en un 2’35”85, cuando la anterior era de 2’50”28 su anterior marca.

En la categoría Sub-16 hasta dos atletas han mejorado su anterior marca, Jimena Pons parando el crono en 44’99 en los 300 metros y Marc Truyol, 10’53’19, 12 segundos menos que su anterior marca, en los 3000 metros.

Y bajando a la categoría Sub-12 Mireia Ramírez obtenía nuevo récord personal en los 1000 metros, 3’28”04 y Gorka Gutiérrez hacía lo propio, 3’31”07, en la misma distancia.

En cuanto al resto de participación azul destacan el primer puesto de David Marqués en los 300 metros, 45”71 o la buena marca de Bartolomé Picó en los 100 metros valla, 20”08. En féminas Mireia Ramírez repetía triunfo en los 60 metros, 9”10, Tata Roters en los 150 metros, 25”66, Tonia Pons en los 3000, 11’53’94, y Judith Nogueira en los 100 metros valla, 20”73.

En cuanto al resto de pruebas Daría Polianska obtuvo la mejor marca de la jornada dominical en el salto de longitud, 4.98, Nicole Bagur en el triple salto, 10.17, Julia García en el lanzamiento de disco 800 gr., 20.47, Ainhoa Ávila en el de disco de 1kg., 20.72 y Martín Anglada en el de disco 800 gr., con una marca de 11.63.

Foto: CECOME-CCE Sant Lluís

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *